Reason Play Microgaming

La tableta de chocolate del cuñado de Pippa Middleton

Esta semana saltaba la noticia. Pippa Middleton, la hermana mayor de la duquesa de Cambridge, confirmaba su compromiso con el millonario James Matthews, un joven que ha amasado su fortuna gracias a su trabajo como inversor en Londres. Un perfil que previsiblemente dará pocos quebraderos de cabeza a su familia política del Palacio de Kensington, ya que es hijo de un terrateniente y estudió en Eton College, el internado al que asistieron también los príncipes William y Harry. Quien sí está dando que hablar es el hermano pequeño de su prometido, Spencer Matthews, al que muchos ya llaman la oveja negra de la familia real británica.

La trayectoria del «cuñadísimo» es, cuando menos, controvertida. Mientras James, de 40 años, se abría camino en la capital británica con una prometedora carrera manejando fondos de inversión, el benjamín de los Matthews se ha dedicado a poner precio a su agitada vida privada. En enero de 2011 saltó a la fama de la mano del «reality» británico «Made in Chelsea», donde participó junto a otros hijos de millonarios que malgastaban la fortuna de sus padres en fiestas, lujos y excesos. Su estilo de vida, junto a un físico musculado, convirtieron a Spencer en una de las estrellas del programa, aunque lo abandonó dos meses después. Pero aún le quedaba tiempo en pantalla por delante. Los siguientes cuatro años estuvieron repletos de polémicas aparaciones catódicas en las que no dudó en alardear de su éxito con el sexo opuesto. Incluso llegó a afirmar que perdió la virginidad a los 13 años, por lo que, según él, ya se ha acostado con más de mil mujeres, entre las que figura Lauren Hutton, una modelo con la que se vio recientemente a Leonardo DiCaprio.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment