Reason Play Microgaming

Murdoch deja la política por el rock and roll

«La misma vigorosidad que tiene para el mundo de los negocios la aplica luego a su vida privada». Sin revelar su identidad, un amigo íntimo de Rupert Murdoch respondía así al «Daily Mail» esta semana cuando le preguntaban por la nueva conquista que se le atribuye al mutimillonario magnate de 84 años. El octogenario vive una «relación romántica» con Jerry Hall, la modelo de 59, madre de cuatro de los hijos de Mick Jagger. La noticia es todo un bombazo y en otras circunstancias se habrían utilizado otra terminología para los titulares. Sin embargo, los tabloides británicos se ponen muy finos a la hora de hablar del dueño del imperio mediático que incluye cabeceras tan respetadas como «The Times». Hasta ayer, no había salido a la luz ninguna fotografía de los protagonistas juntos, pero la pareja decidió hacer su presentación en sociedad este mismo sábado en la final del mundial de rugby. Si Preysler y Vargas Llosa eligieron una tienda de Porcelanosa en Nueva York para confirmar su amor, ¿por qué Murdoch y Hall no iban a elegir un estadio de rugby en Londres para aparecer cogidos de la mano?

Tres matrimonios

El magnate de la comunicación australiano nunca ha tenido pudor a la hora de usar los medios para favorecer sus posiciones políticas; tampoco para posar con sus amigas especiales, aunque tan sólo llevaran días conociéndose. Ya sucedió en 2014. Tras la ceremonia de los Oscar, los invitados se desplazaron a la popular fiesta organizada por la revista «Vanity Fair». Y allí, ante el estupor de los fotógrafos, se paró orgulloso para ser inmortalizado junto a una joven rubia identificada luego como Juliet de Baubign. La historia con esta ejecutiva de 44 años, socia de la consultora KPCB, parece que no fraguó. Y es que, por aquel entonces, el mutimillonario no buscaba nada serio y se limitaba a disfrutar de su reciente soltería. Desde que se divorció de su tercera esposa Wendi Deng en junio de 2013, su vida sentimental ha estado de lo más ocupada. Se le relacionó con una masajista, con una australiana con la que se dejó ver en Navidad… En definitiva, un sin fin de conquistas para pasar el mal trago de su último matrimonio.

No lo fue económico. De todo se aprende y después de verse obligado a ceder a su segunda ex mujer 1.275 millones de euros en uno de los divorcios más caros de la historia, el australiano blindó antes de casarse con la china su fortuna, que se estima en más de 10.000 millones. Lo de Wendi fue más bien una humillación a gran escala, después de que se publicara una nota en la que ella había escrito: «Echo mucho de menos a Tony. Es encantador y viste tan bien. Tiene un cuerpo tan bonito y muy buenas piernas. Es delgado, alto, con buena piel. Me encantan sus penetrantes ojos azules y su poder en el escenario». El Tony en cuestión era Tony Blair, el ex primer ministro británico, padrino de una de sus hijas al que tanto ayudó Murdoch a conseguir las llaves de Downing Street.

Pero todo aquello pertenece ya al pasado y ahora la ex del Rolling Stone le ha devuelto la ilusión. Como apunte habría estado muy interesante ver la cara que se le debió quedar a su satánica majestad tras conocer la noticia. Al fin y al cabo, la modelo ha sido una de las mujeres más importantes en su vida.

Cuando Jerry comenzó un romance secreto con Jagger en los 70 estaba comprometida con Bryan Ferry. Al enterarse, éste último escribió varias canciones como «Kiss and Tell» o «Cry, Cry, Cry». La modelo y el cantante de los Rolling vivieron una apasionada historia. Como fruto de su amor tuvieron cuatro hijos. Lle-garon incluso a casarse en Bali en un ceremonia cuya legalidad siempre estuvo cuestionada y se separaron finalmente en 1999.

Desde entonces, ella no ha tenido mucha suerte en el amor. En 2005 llegó a participar en un «reality» que giraba en torno a la búsqueda de un casanova. Y no hay duda de que, una década más tarde, al fin lo ha encontrado. Según distintos medios, la pareja fue presentada en Australia por una de las hermanas y la sobrina de Murdoch. «A Rupert le encanta y está muy contento con ella, le hace reír; no hay duda de que son pareja», afirma un amigo de Murdoch en «The Telegraph». Según los mentideros, la pareja habría pasado ya unos días juntos en Los Ángeles y en Broadway, en Nueva York, viendo un musical.

Es pronto para hablar de si la modelo podría convertirse en la cuarta mujer del multimillonario. Todo podría pasar. Ella, desde luego, tiene claro lo que hay que hacer con los hombres. Una vez comentó: «Mi madre me dijo que era fácil mantener a un hombre. Debes ser una dama en la sala de estar, una cocinera en la cocina y una puta en el dormitorio. Yo prefiero contratar a alguien para las dos primeras facetas y ocuparme solo de las cuestiones de alcoba».

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment