Reason Play Microgaming

Así está siendo la espectacular final de 'MasterChef Celebrity'

¡Ya está aquí la final más esperada! MasterChef Celebrity enfrenta a sus cuatro aspirantes para hacerse con el trofeo más preciado. Silvia Abril, José Corbacho, Patricia Montero y Saúl Craviotto competirán para demostrar que son los mejores cocineros del país. Por delante, pruebas complicadísimas, chef exigentes y un jurado que no se lo pondrá nada difícil. ¿Quién se alzará con la victoria? Ay, qué nervios, dentro de nada lo sabremos. ¡Sigue la final con nosotros!

No lo van a tener fácil pero pondrán todo por su parte. Los aspirantes más aguerridos, los jueces más implacables y dos invitados muy especiales, Kike Dacosta y Martín Berasategui. Todos juntos decidirán quién será el nuevo MasterChef Celebrity. En el puesto de salida, cuatro de los concursantes que mejor concurso han hecho: Silvia Abril, José Corbacho, Patricia Montero y Saúl Craviotto. Cuatro formas muy diferentes de enfrentarse a la tensión, a los nervios y a las cocinas.

Llegan los concursantes con muchísimos nervios para enfrentarse al último salto para llegar al trofeo. De la primera prueba, explica Eva, saldrá el primer finalista. Y de la prueba de exteriores, saldrá el segundo. Luego, los dos finalistas se enfrentarán en la batalla final. Empiezan las emociones. Y, como no, ¡arranca con una caja misteriosa! “Echaré de menos a las cajas”, dice Corbacho. Por suerte, debajo tan solo estaban unos espejos, donde los aspirantes podían ver la evolución que han sufrido a lo largo de estos meses.

Cuando menos lo esperaban, eso sí, llegaba la primera de las pruebas. Cocinar un complicadísimo plato llamado ‘La isla bonita’. Casi se desmayan al verlo, los pobres. No será fácil, pero piensan ponerse manos a la obra. “Son técnicas que conocéis”, les tranquiliza Jordi. Les tocará cocinar mientras la chef María Marte prepara también su plato. Cuando ella acabe, les darán un minuto más para conseguirlo. “Madre mía, qué generosidad”, bromea Silvia.

Los aspirantes fueron repitiendo, como pudieron, los pasos que la chef María Marte les iba indicando. Algunos tuvieron más suerte y otros, como Saúl, se pusieron muy nerviosos al ver que aquello no iba como debía. “Despacito”, les iba indicado la chef, muy pendiente de lo que estaban haciendo los concursantes. Por suerte, todos consiguieron llegar a tiempo para emplatar delante de los jueces y de la chef. José Corbacho y Patricia Montero tuvieron algunos defectos en sus platos, pero se quedaron satisfechos. Saúl, por su parte, consiguió sorprenderlos por lo bien que había cocinado.

¡Saúl se convierte en el primer duelista! El jurado lo tuvo difícil para elegir entre el plato del deportista o el de Silvia Abril, pero, al final, por muy poco, se decantaron por Craviotto. “Tú vienes a ganar”, le comentaba Eva mientras aseguraba que su comentadísimo beso le había dado la suerte necesaria. Los demás aspirantes tendrían que acudir a la segunda oportunidad en la prueba de exteriores. Y el reto que les esperaba no iba a ser fácil.

Para la prueba se trasladaron a Girona. Allí les esperaba el Celler de Can Roca, todo un templo de la cocina. Los aspirantes tendrían que elaborar un menú ideado por los hermanos Roca, pero ahí no quedaba la presión. También serían estos los que se encargarían de probar los platos. Silvia, como segunda en la prueba anterior, fue la primera en entrar en las cocinas. Patricia y Jose esperaron su momento. “Disfrutad mucho”, les aconsejó el jurado. No todos los días se cocina en un restaurante con tres estrellas Michelin.

Los nervios comenzaron a pasarles factura. Silvia no podía abrir las ostras de ninguna forma -y eso que Pepe le había dado una clase práctica- y Patricia se colapsó con las esferas y se bloqueó. Jose también tuvo un momento de pánico, pues tenía que hacer muchas cosas a la vez. “Ya podéis espabilar, porque Joan Roca está a punto de entrar en la cocina para supervisar vuestros platos“, les dijo Pepe.

Silvia fue la primera en sacar su plato. ¡Las dichosas ostras! Pero, por suerte, la valoración de los hermanos Roca fue magnífica. No encontraban ni un pero que darle. Mientras, Patricia y Jose estaban en la cocina, presos de los nervios, gritándose el uno al otro. Corbacho incluso comenzó a beberse el vino que debía utilizar en el plato.

— En construcción—


Source: Love is

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment