Así vivía la familia Turpin en la casa de los horrores

Estados Unidos y el mundo entero tienen la vista puesta en Riverside, el condado de California donde dos padres han sido detenidos por tener secuestrados a sus 13 hijos. Una de las hijas, de 17 años, logró escapar por una ventana y alertó a la policía. Cuando los agentes llegaron a su chalet unifamiliar en una zona residencial de la ciudad de Perris, a unos 120 kilómetros del este de Los Angeles, descubrieron las terribles condiciones en las que estos niños eran obligados a vivir. La casa de los horrores, que es como ya se la conoce, desprendía un olor nauseabundo, tres de los hijos estaban encadenados a muebles y todos presentaban un estado de desnutrición evidente. Tanto es así, que la policía pensó que la niña que había hecho la denuncia tenía 10 años, en vez de 17. También imaginaron que todos eran menores y, posteriormente, descubrieron que había siete adultos, de edades comprendidas entre los 18 y los 29 años.

¿Qué pudo llevar a David Allen Turpin, de 57 años y Louise Anne Turpin, de 49 a tratar de ese modo a sus hijos? Esta es la pregunta que planea alrededor de la noticia y que tiene difícil respuesta. La policía ha explicado que la madre se quedó sorprendida cuando los vio aparecer y que en las fotos de la detención aparece sonriendo. De todas formas, por el momento se ha descartado la enfermedad mental y la pertenencia a una secta. El jueves declararán ante el juez.

Los abuelos paternos de los niños, James y Betty, que llevaban cinco años sin ver a sus nietos, se mostraron consternados por la noticia en declaraciones a la cadena de televisión ABC. “A veces hablábamos con ellos por teléfono, con los padres, no con los nietos. Eran muy religiosos y tuvieron tantos hijos porque ellos creían que habían recibido la llamada de Dios para procrear. Eran muy estrictos en su educación y se esforzaban para que todos los niños memorizaran varios pasajes de la Biblia con la intención de que pudieran recitarla entera en alguna ocasión. Eran unos padres muy protectores y una familia respetable” explicaban sin poder contener el llanto.

Ivan Trahan, un abogado que había trabajado con ellos, declaró a una emisora de radio que siempre le parecieron una familia muy normal que hablaba con cariño de sus hijos. Los vecinos tampoco sospechaban nada, aunque aseguran que las pocas veces que vieron a los niños, parecían muy pálidos y tenían algo extraño. Uno de ellos asegura que obligaban a los niños a caminar por la segunda planta de la casa de madrugada y que llegó a pensar si estarían llevando a cabo un ritual.

¿Cómo pudo ocultarse lo que ocurría en la casa de los horrores? Seguramente, la clave está en que los Turpin decidieron educar a sus descendientes en casa, una opción posible en Estados Unidos. De esa forma, los niños no pudieron relacionarse y explicar lo que estaba sucediendo en su casa.

De los Turpin empiezan a aparecer datos y todos resultan contradictorios. Por ejemplo, estuvieron en la bancarrota (por deudas entre 100.000 y 500.000 dólares), pese a que el padre tenía un trabajo de ingeniero por el que cobraba 140.000 dólares anuales y a que vendieron su anterior casa por 351.000 dólares.

Todos los hijos permanecen ingresados en diferentes centros. Los adultos en el Hospital Corona y su responsable asegura que debido a la desnutrición es difícil verlos como adultos. Aseguran que son simpáticos y que colaboran, pero que su recuperación será larga. Lo mismo mantienen los que tratan a los menores, que aseguran que van a necesitar mucho apoyo para salir adelante. Esta historia parece el truculento argumento de una película, pero desgraciadamente se trata de una historia real que ha afectado a 13 personas que tendrán problemas para dejar atrás lo que vivieron en la casa de los horrores.


Source: Love is

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment




Publicidad:construccion piscinas valencia puertas
Publicidad:Prestamos Capital Privado Psicologo pozuelo Buen dentista en Madrid cerrajero 24h madrid obras y reformas Madrid sillones director de madera
Publicidad:PAGERANK