'GH Revolution': Miriam arremete contra todos sus compañeros tras su expulsión

La última de las expulsiones de GH Revolution ha dejado la casa patas arriba. Y no solo porque Yangyang creyese que había sido ella la expulsada, sino por los recaditos que, desde plató, Miriam les mandó a quienes habían sido sus compañeros de concurso -y algo más-. Tal fue la revolución que ni siquiera su íntima amiga Laura entendía nada de lo que estaba pasando. ¡La magia de Gran Hermano! Todo puede cambiar en pocos minutos…

Estaba claro que iba a ser una noche movidita. Todos esperábamos que Miriam viese todos los vídeos de lo que había estado ocurriendo en la casa una vez llegase a plató. Eso sí, primero le tocaba enfrentarse a las verdades como puños que le dejó Jorge Javier sobre la mesa. El presentador le cantó las cuarenta en relación a la actitud de la ya ex gran hermana con Yangyang. ¡Por fin! Por suerte, la expulsada lo entendió todo y supo encajarlo bien.

La cosa, eso sí, cambió radicalmente cuando llegaron los comentarios que Rubén se ha dedicado a hacer durante todo el concurso. Tanto tonteo, tanto arrimarse, para que él la tratase casi como un trofeo. No contaban con que Miriam es una mujer con las ideas muy claras, como debe ser. La exconcursante quiso aprovechar sus minutos de despedida para arremeter contra todos los que le habían decepcionado con su actitud.

Para no arrancar por todo lo alto, Miriam se despidió primero de Laura, enviándole toda su fuerza y un sabio consejo. “Laura, sigue fuerte, sigue siendo lo fuerte que has sido en tu vida. Me vas a tener fuera, te quiero muchísimo. No seas tonta, los malos no son tan malos, ni los buenos son tan buenos. Acércate a quien nos acercamos el primer día”. Sus palabras removieron los sentimientos de Laura, que seguro que la echará mucho de menos.

Mucho peor parado salió Rubén. Su despedida es una de esas que quedarán para la posteridad. “Hola Rubén”, comenzó Miriam con una enorme sonrisa. “Por decirte algo porque de los fantasmas ya me cansé hace tiempo”. ¡Bomba! La cara del chico era un poema. “Por cierto, los machitos también pasaron de moda. Me alegro haberte ayudado a cumplir un sueño con 21 años que tienes”. Laura no sabía ni dónde meterse. ¿Pero qué estaba pasando?

El mismo tono sirvió para despedirse de Hugo. “Bueno, otro niño con 41 años, lo tuyo es pena. Estoy cansada de vosotros, next”. Y para rematar, pasó por Maico, al que solo pudo decirle que sentía una enorme decepción. Desde luego, así se marcha uno de la casa. Revolucionándolo todo y sin dejarse nada en el tintero. Hemos perdido una gran concursante, pero ganamos una estupenda contertulia.


Source: Love is

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment




Publicidad:construccion piscinas valencia puertas
Publicidad:asnef Psicologo pozuelo Buen dentista en Madrid cerrajero 24h madrid obras y reformas Madrid sillones director de madera
Publicidad:PAGERANK