Reason Play Microgaming

A Pantoja le cae dinero del cielo

A ún no se ha procedido a la lectura del testamento del cantante, pero en México, la familia de Juan Gabriel le ha asegurado a Agustín Pantoja que el artista le habría dejado a su hermana un piso de 231 metros cuadrados de superficie en el céntrico barrio madrileño de Chueca, entre Barbieri y Augusto Figueroa, además de una buhardilla en el mismo edificio de 27 metros cuadrados. La casa tiene un único acceso, muy señorial, en el número 35 de Augusto Figueroa y se encuentra a unos 700 metros de la principal Gran Vía.

– Libre de cargas

Se trata de un primer piso que carece de ascensor, con 9 habitaciones, casi todas ellas con balcones al exterior, lo que lo hacen muy luminoso, un hall, cocina, despensa, cuarto de servicio y un baño con una ducha con capacidad para cuatro o cinco personas. El inmueble, de 1834, fue adquirido por Juan Gabriel en enero de 2000, y aunque no lo frecuentaba, se convertía en su centro de operaciones durante su paso por España y dada su amplitud podía acoger a sus músicos y su mánager. El dinero de la vivienda fue abonado por completo por el cantante, por lo que el inmueble se encuentra libre de cargas y está valorado en un millón de euros.

De ser cierto el testamento, que cuenta con una herencia de más de 30 millones, Isabel Pantoja pasaría a ser titular de pleno derecho de la monumental vivienda madrileña. Sin embargo, aunque la tonadillera ya pagó aproximadamente 1.147.000 euros tras ser condenada, aún le quedan por entregar entre 2.000.000 y 3.000.000 a Hacienda, por lo que tanto si decide vender la casa de su amigo latinoamericano como si no, a buen seguro, sería embargada para satisfacer la deuda pendiente contraída por la artista.

Algunos vecinos están convencidos de que Pantoja no vivirá allí porque es un barrio con un gran bullicio, frente al conocido Mercado de San Antón, y en una calle llena de muestrarios de zapatos en la que es difícil transitar y pasar desapercibido. A ella no le ha gustado nunca ser el foco de los flashes, por eso vendió la casa que tenía en O’Donnell para irse a vivir a La Moraleja, donde disfrutaba de una mayor privacidad, alejada de sus fans y de los paparazzi.

En México, no ha extrañado la noticia de la herencia, ya que Juan Gabriel siempre había sido muy generoso con su íntima amiga, hasta el punto de dejarle dinero en más de una ocasión, y en todo momento fue sabido que la haría partícipe de su testamento.

Por otro lado, se desconoce el destino de las dos fincas que Juan Gabriel poseía en Cádiz, propiedades cuya ubicación es muy próxima a Cantora con la finalidad de estar más cerca del clan Pantoja, por lo que se podría pensar que la tonadillera también sería la destinataria de estos bienes. Habrá que esperar a la apertura del testamento.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment