Reason Play Microgaming

Belén Rueda, joven a los 50

La actriz ha intentado conservar la imagen fresca y juvenil que tenía cuando empezó con Emilio Aragón y, a pesar de que ya la compararon con Nicole Kidman hace seis años por el abuso del bótox, no parece darse por aludida. Una vez más, el efecto «cara congelada» ha hecho correr ríos de tinta. El tercio superior de ésta cara ha quedado tan inexpresivo que los demás retoques estéticos se cuestionan, pues el cambio en su rostro es notable. Se puede conseguir una frente lisa, borrar las patas de gallo y levantar la cola de la ceja para abrir la mirada con resultados naturales y sin perder expresividad. Los demás retoques estéticos son muy correctos, ha ganado en juventud y belleza. Según el doctor Ángel Martín, especialista en medicina estética y director médico de la Clínica Menorca, el problema de la actriz era la flacidez. «La técnica que utilizo para devolver el equilibrio, la juventud y la belleza a un rostro es la bioplastia, que consiste en inyectar ácido hialurónico, un producto reabsorbible con resultados inmediatos y que duran un año».

Le gusta el deporte, sobre todo, montar en bicicleta, y es adicta a la Power Plate. Lleva una dieta equilibrada y siempre se desmaquilla al llegar a casa, sea la hora que sea. Se aplica una crema facial adecuada para su tipo de piel de La Mer, La Prairie o la línea Diamond de Natura Bissé.

Todos los tratamientos faciales y corporales los hace en Beauty Concept, un centro de belleza integral ubicado en Madrid y gestionado por Paz Torralba. Y se tiñe el pelo con el número 9.0 de la línea Keratin de Schwarzkopf, de la que es imagen.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment