Reason Play Microgaming

Camilla Parker Bowles: «Fue horrible vivir así»

«Mi tatarabuela, Alice Keppel, fue amante de su tatarabuelo, el rey Eduardo VII, ¿se anima?», dice la leyenda que le preguntó Camilla Parker Bowles al príncipe Carlos la primera vez que le vio. Era 1970 y ambos estaban disfrutando de un partido de polo en Windsor. Allí nació la relación que décadas más tarde sería el motivo de su felicidad, pero que durante años solo les produjo dolores de cabeza. En una entrevista publicada en el «Daily Mail», la duquesa de Cornualles habla sobre sus responsabilidades oficiales, su casa de Wiltshire, a donde se escapa para «recargar las baterías», y recuerda la época en que se hizo público su «affaire» con el príncipe.

«Durante alrededor de un año, cuando vivíamos en Middlewick (su antiguo hogar), no pude ir a ningún lugar. Pasaba el tiempo leyendo (…). Pensé: “Si estoy aquí atrapada al menos puedo hacer algo positivo y leer todo lo que me apetece y aprender a pintar (aunque con la pintura no tuve mucho éxito)», recuerda Parker Bowles.

En 1992, cuando Carlos y Diana de Gales aún estaban casados, salieron a la luz unas grabaciones de las conversaciones entre los amantes, en las que, entre muchas otras cosas íntimas, él le decía a Camilla que la amaba. La Prensa bautizó el escándalo como «Camillagate» y fue cuando comenzó la época más dura para ella. Su hijo Tom, que entonces era adolescente, recuerda que «los paparazzi nos seguían a todas partes, nos acechaban como espías. Guardábamos unos binoculares en el baño de mi madre y cada mañana mirábamos por la ventana para ver cuántos se escondían entre los arbustos».

«Fue horrible vivir así. Fue una época profundamente desagradable y no se lo desearía ni a mi peor enemigo. No habría sobrevivido de no haber sido por mi familia», asegura Parker Bowles, que desde 2005 está felizmente casada con el príncipe Carlos. Por entonces, sin embargo, era conocida como «la otra» y la opinión pública estaba en su contra.

Aún así, lo más complicado para ella fue el asedio de los periodistas, que llamaban a su puerta varias veces al día. «Estaban fuera de control en aquella época. Han cambiado mucho desde entonces», afirma Camilla. Recuerda también una tarde en que su padre, el comandante Bruce Shand, salió al portal y llamó a los periodistas: «Se juntaron todos a su alrededor, pensando que les iba a dar una gran declaración, pero él les dijo: “Señores, en esta familia mantenemos el pico cerrado, muchas gracias”, y cerró la puerta con una sonrisa». La duquesa cumplirá 70 años en julio y lo celebrará con una fiesta en Clarence House, aunque también se reunirá de manera más íntima con sus allegados.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment