Reason Play Microgaming

Chiquito: la herencia de cuatro millones que no es un chiste

La semana próxima se conocerá el contenido del testamento de Gregorio Esteban Sánchez, más conocido popularmente como Chiquito de la Calzada, y todo hace suponer que su heredera universal será Loli. Su sobrina es casi una hija para el humorista. Su compañera fiel en los últimos años de vida. El cariño de Loli suplió en parte el dolor provocado por la muerte hace un lustro de Pepi, la que fuera esposa del artista durante medio siglo. Chiquito adoraba a su sobrina, eran uña y carne, y en su soledad el genial cómico encontraba en ella un bálsamo que mitigaba sus penas. Por eso, está muy dolida por todo lo que algunos comentaristas han dicho de ella. La han tachado de oportunista, de haber dejado abandonado a su tío, de cuidarle por dinero… Nada más lejos de la realidad. «Estas mentiras hacen mucho daño, me siento muy mal, porque se está dando una imagen que no se corresponde lo más mínimo con la verdad. Estoy pasándolo mal y espero que esto termine pronto. Tengo la conciencia tranquila. He estado al lado de mi tío día a día y para todo lo que ha necesitado. Y si estuviera vivo y escuchara lo que están diciendo de mí no lo aguantaría», afirma.

Uno de los mejores amigos del fallecido, Pepe, que compartió con él largas veladas en el restaurante Chinitas, una segunda casa para ambos, asegura que «los que critican a Loli no tienen perdón de Dios. Esa mujer ha sido la mejor compañía para su tío en sus años de soledad. Todas las mañanas desayunaban juntos y ella le dejaba en la puerta del restaurante antes de la hora de la comida. Paseaban los dos con una perrita, siempre agarrados del brazo y demostrándose el inmenso cariño que se tenían. No se puede decir gratuitamente que ella no le quería, porque es mentira».

A Loli le han ofrecido grandes sumas de dinero por contar su historia en televisión. Incluso un programa sabatino casi le pone sobre la mesa un cheque en blanco, pero ella afirma que «no voy a ir a ningún plató de televisión. Ni soy famosa ni quiero serlo. Estas personas no entienden que yo quería de verdad a mi tío y que con tantas mentiras como están diciendo ya le hacen mucho daño».

Le duele que digan que la relación con su tío estaba basada en el interés económico: «Le quise muchísimo. Nos entendíamos muy bien y nos veíamos todos los días. ¿El testamento? No tengo ni idea, no conozco cuáles son sus últimas voluntades. Lo único que me importa en este momento es que nunca le volveré a ver, ni podré caminar a su lado cada mañana por el paseo marítimo. Estábamos muy unidos».

Una persona cercana a Loli manifiesta que «lo único que están intentando algunos tertulianos es “calentar” a la sobrina de Gregorio para que salte y les conteste en directo. Pero todos le aconsejamos que no responda a ese tipo de provocaciones, que no se deje engañar por esa gente que solamente busca el morbo y la provocación desde la mentira. Hay que respetar la memoria de Gregorio y creemos que se está desorbitando todo para crear un ambiente “oscuro” y lleno de mentiras».

La lectura del testamento, si se cumplen los rumores, agudizará aún más si cabe el distanciamiento entre Loli y su tío Tomás, el único hermano que queda vivo de Chiquito de la Calzada. El padre de Loli, Paco, falleció cinco años antes de que el humorista comenzara a convertirse en un personaje popular. Y su madre, hace tres.

La herencia del cómico podría ascender a cuatro millones de euros además de una casa en el paseo marítimo de Málaga. Loli se sorprende y asegura que es «una cifra desorbitada». Pero los que conocían bien a Chiquito hablan de un hombre austero que era más hormiga que cigarra. Gastaba poco y ahorraba mucho. En sus mejores años profesionales ganó muchísimo dinero y nunca ha mostrado signos de ostentación.

Otra persona próxima a la familia desvela que «Chiquito y su hermano Tomás no tenían relación. El primero nunca hablaba del segundo ni de sus hijos. Llevaban años sin relación alguna. Solamente tenía contacto con Loli, su marido y sus hijos. Y en los últimos cinco años se aislaba en su soledad. La muerte de su esposa le alejó de la vida social y de casi todo el mundo. Su sobrina era su único referente, su mejor y más íntima amiga. Su confidente, la única que estuvo a su lado hasta el final».

IMPOSIBLE RECONCILIACIÓN

En la capilla ardiente, Loli no quiso mezclarse ni con su tío Tomás ni con sus primos. Prefirió mantenerse en el patio de butacas, entre el resto del público, antes que en el escenario donde se velaban los restos mortales de Chiquito para no coincidir con el resto de la familia, con la que no tiene la menor relación desde hace años. La realidad es que estaba tan afectada por ese adiós tan doloroso como inesperado que no se sentía con fuerzas como para estar arriba, enfrentándose con la realidad y los pésames de todo el mundo. Pero deja muy claro que su única familia la componen «mi marido, mis hijos y mis hermanos». A pesar de eso, durante años ella trató de que Gregorio y Tomás recuperaran la relación perdida. Algo muy grave debió de ocurrir entre los dos hermanos para que fuera imposible una reconciliación. Pero eso queda dentro de la intimidad familiar por el momento.


Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment