Reason Play Microgaming

Coleen Rooney se une a la moda de las pastillas de placenta: "Tienen un sabor metálico"

Existe todo un mundo de rumores, mitos y elucubraciones acerca de cómo consiguen las celebridades tener un aspecto radiante a los pocos días de dar a luz. La última moda que parece causar furor entre las mamás famosas son las pastillas de placenta, un método que permite ir comiéndose poco a poco la propia placenta tras deshidratarla y convertirla en píldoras al que ya se han apuntado Kim Kardashian y January Jones, entre otras.

Coleen Rooney, mujer del futbolista del Manchester United Wayne Rooney, ha sido ahora la última en proclamar públicamente los beneficios de esta moda, aunque reconociendo eso sí que las pastillas tienen un “sabor metálico” un tanto peculiar.

“Las pastillas tienen un sabor como metálico, pero me hicieron sentirme con mucha más energía. Me sentí llena de energía positiva y me ayudaron con varios de los síntomas posparto, como el de la producción de leche”, confesó Coleen al diario Daily Mirror.

En su caso, la presentadora ha notado una notable mejoría tras el nacimiento de su tercer hijo, Kit, el pasado enero.

“Duermo muy bien y las pastillas me ayudaron a estabilizar mi cuerpo después de dar a luz a Kit. Cada persona reacciona de forma diferente, pero para mí han sido geniales. Ahora hay muchas formas de saber qué es mejor para ti”, explicó al mismo medio.

Una de las celebridades que más abierta se ha mostrado a la hora de hablar de las pastillas de placenta, y responsable en parte de su éxito, ha sido Kim Kardashian.

“No quería tener depresión posparto por lo que pensé que no me haría daño tomarme pastillas hechas con mis propias hormonas, hechas por mí y para mí. Tuve muy buenos resultados y me sentí con mucha energía, ¡y no tuve depresión! Así que tuve que volver a hacerlo [con Saint]. Cada vez que me tomo una pastilla, noto un repentino chute de energía y me siento muy sana y muy bien. Las recomiendo completamente”, explicaba Kim en su página web tras el nacimiento de su segundo hijo, Saint West, en diciembre de 2015.

La actriz January Jones también decidió darle una oportunidad a este tratamiento tras dar a luz a su hijo Xander (4).

“Nunca debería haberlo comentado, pero es cierto que no es nada asqueroso. No es como si me la estuviera tomando en un batido o cruda. Es algo que puede ayudar a las mujeres con la depresión o con el cansancio. Yo nunca me sentí deprimida o triste o baja de ánimo después de que naciera el bebé, por lo que lo recomiendo enormemente a cualquier mujer embarazada”, reveló a la revista Glamour.

BANG Showbiz

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment