Reason Play Microgaming

Don Juan Carlos y Doña Elena: en tu casa o en la mía

«Soy espontánea, valoro mucho a la familia y procuro vivir con intensidad las cosas que hago» son palabras de la Infanta Elena pero también las podría haber dicho el Rey Juan Carlos. Doña Elena, Victoria Federica y el Rey emérito, como es natural, han coincidido en muchas ocasiones pero ha sido la frecuencia con la que se les ha visto juntos en los últimos meses, lo que ha dado pie a confirmar que los tres forman un buen tándem. Los tres están solos y los tres comparten aficiones. El Rey lo mismo se presenta en casa de sus hermanas Pilar y Margarita a comer o cenar, que acude a casa de su hija Elena a tomar algún guiso de cuchara, que a ambos les encantan. Abuelo, hija y nieta, forman el equipo perfecto para ver pasar la vida y disfrutarla juntos. Por compartir comparten desde la oftalmóloga, la doctora Dapena, al traumatólogo, el doctor Villamor, y si Elena se aficionó a montar a caballo fue porque a su padre se le ocurrió decirle al capitán de lanceros de la Guardia Real, Fernando Basail, que enseñase a sus tres hijos a montar a caballo. Don Juan Carlos, en la academia militar montaba a «Pies de plata». Le habría gustado competir, pero no le dejaron. Su primogénita hereda el espíritu competitivo y las ganas de ganar que a Don Juan Carlos le truncaron. Victoria Federica parece que va por el mismo camino. Padre e hija son tan aficionados a los equinos que cuando Elena cumplió 18 años, su padre, además de otorgarle la distinción de Dama de Isabel la Católica, le regaló a «Naviero», un purasangre propiedad de Pérez Tabernero.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment