Reason Play Microgaming

Duelo musical entre Bisbal y "Busta", con reventa a 5.000 euros

Apuestan por cuál quedará mejor. Algunos ven el festivalón de mañana como un duelo entre Bustamante y Bisbal, que no suelen confrontarse como hace años cuando eran pipiolos. Ahora saben el terreno que pisan. El santanderino no pierde el humor si le recuerdan aquellos calzoncillos años 40 cuando recién salido promocionó Cantabria, zona de elegantes que él cuestionó con tamaña exhibición. Bisbal ya es figura internacional. Marca distancias en la cita ante 15.000 espectadores nostálgicos .La juventud también se pone melancólica con la «Operación Triunfo» retomada como «Operación retorno». Me dicen que podría dar paso a una segunda edición. Tal es el éxito de esta vuelta de quince entonces pimpollos, hoy hombre casados, como Busta y Manu Tenorio. Rosa y Chenoa son los otros dos grandes atractivos rematados por Gisela. Está espléndida y saca disco, ahora que nadie lo hace, mientras Bustamante lo hace a lo grande: un doble elepé romántico con temas eternos como «Historia de un amor» y «Júrame».

El concierto barcelonés parece dividir a sus promotores: TVE se ha desvinculado como organizadora y el peso recae en Universal. Calculan grandes beneficios incluso no contando con esa reventa disparatada a 5.000 euros. Marcará nueva historia porque cada artista canta entre cuatro y cinco temas, que ocuparán tres horas con los saludos, las gracias y el «remember you». Molesta que lo hayan montado en Barcelona, como no sea una exigencia, capricho o imposición de Ángel Llácer, padre, madre y también bruja de Blancanieves del evento. El Palau San Jordi cobija habitualmente magnos conciertos sin el trasfondo emocional de «OT», donde Rosa, siempre inestable, pisará tierra firme.

Con una carrera hecha de trompicones, la ganadora de la primera edición, que entonces era gordinflona y carecía de «sex appeal», se transformó y modernizó. Igual pasó con Manu Tenorio, Bisbal y Bustamante, feliz marido de Paula Echevarría, a la que en los premios Elle Jorge Vázquez vistió de verdosa cesta navideña con plumetti incluido. Se lo censuré, pero la salvó su belleza. Más de uno aprovechará la cita para recordar el pique, siempre negado, entre Bisbal y «Busta». Él me recordó cómo los entonces consagrados les hicieron el vacío creyendo que les quitaríamos galas. 15 años después, ahí siguen en pie de guerra: Rosa asombrando en «Tu cara me suena» y Chenoa mano a mano con Lolita, siempre desternillante y desternillándose. Todos dispuestos a revalidar su calidad y entrega. Noche la de mañana, que servirá quizá de plataforma a una nueva «OT» de la que TVE podría desentenderse. Porque aquí se manejan otros intereses que los musicales tan ambiciosos.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment