Reason Play Microgaming

El artículo de Carmen Lomana: Ante la adversidad, pragmatismo

Aveces piensas que estas en un momento feliz, que nada ni nadie lo puede estropear… Eso es lo que pensaba yo el jueves por la tarde contemplando el atardecer en una preciosa casa en mitad del campo ibicenco, con el mar a lo lejos y una cristalina y azul piscina en la que me estaba zambullendo… pues esa alegría duró poco y a las siete de la mañana de ayer me despertaron diciéndome que mi casa se ha inundado. La señora venezolana que lleva un año de obras destrozando un maravilloso piso con artesonados y espléndidos suelos para convertirlo en un hogar minimalista y absurdo dentro de un edificio del siglo XIX ha vuelto ha hacernos otra fechoría… Gran reventón de tuberías. Prefiero no contarles los detalles porque llorarían como yo cuando me han enviado fotos de mis bolsos, vestidos y muebles flotando y los techos en el suelo.

En vista de semejante desastre y sabiendo que, por el momento, mi querido piso es inhabitable, he decidido quedarme en Ibiza hasta el lunes y cuando llegue a Madrid trasladarme a un hotel. Si algo es inevitable, después del disgusto hay que ser pragmático y pensar que no se soluciona nada amargándote. Ibiza está en plena celebración de su semana dedicada a la moda Adlib, palabra que significa «con libertad» y que se ha convertido en el cántico de la moda ibicenca el ya tan conocido «viste como quieras pero con estilo». Este movimiento empezó en 1972 de la mano de una princesa que aterrizó por la isla, Smilja Mihailovich, basándose en la indumentaria de los isleños. Con la llegada del movimiento «hippie», este estilo autóctono les enamoró y quisieron poner en valor la belleza de los materiales aligerándolos y haciéndolos más adaptables. El Consell Insular, y a su cabeza Marta Díaz, consellera de Interior, está siendo nuestra anfitriona en los actos a los que estamos invitados un grupo de personas entre las que se encuentran las modelos Clara Alonso y Sheila Márquez, el decorador Lorenzo del Castillo, Borja Postigo, Juanjo Oliva, Carlos Martorell, nuestra compañera Fiona Ferrer, el periodista Eduardo Inda y un sin fin de caras conocidas. La noche de ayer en el Lío fue apoteósica, en el marco incomparable donde está situado y su magnífico espectáculo. Hoy veremos desfiles que sin duda nos encantarán. Y mañana mercado de Las Dalias, donde siempre se encuentran preciosos objetos «boho»; recomiendo si aterrizan por aquí no perdérselo.

Lo que no deben perderse tampoco es la maravillosa exposición de El Bosco, en El Prado, donde podemos apreciar por primera vez en España gran parte de su obra. Gracias al Rey Felipe II, gran admirador del pintor, han llegado hasta nosotros piezas capitales como «El Jardín de las Delicias, la «Mesa de los pecados capitales» y mi obra favorita, «El carro del Heno». El Bosco era un ser excepcional que se adelantó al surrealismo. Un surrealismo en estado puro, creando ambientes que parecen galácticos por los elementos que figuran en sus espacios y la cantidad de simbología siempre ligada al bien y el mal y los castigos que padeceremos si tenemos un comportamiento lujurioso. Su capacidad de invención es infinita, renovando la técnica pictórica con nuevos tratamientos a los que se suman los contenidos casi imposibles de descifrar. Siglos más tarde podemos encontrar en Dalí copias casi descaradas.

Y no quiero olvidar en esta variopinta crónica de hoy la frase bestial del impresentable Donald Trump atacando de forma machista a Hilary Clinton. La perla es esta: «¿Cómo Hillary puede encontrar soluciones a su país si no sabe contentar a su marido?» Imaginen lo que puede ocurrir si este descerebrado gana las elecciones…

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment