Reason Play Microgaming

El "robado" de la boda bate récords

Ante su reveladora tripita, especulan con que Rocío se casó embarazada. Desde dos bandos irreconciliables baten marcas. Nada produce más morbo que enfrentamientos así. De ahí, la exclusiva millonaria – ya rota–, prólogo de lo que han vendido y hoy publican. Incluyen detalles de la mayoría de tanto invitado de segunda, como hace habitualmente con bodas principescas. Una forma de coronar socialmente a la novia buscando el detallazo a la decena de imágenes «dadas» e incluso difundidas por sus propios invitados. Animó la curiosidad por entrar en más que minucias.

Así, hemos visto a Bigote Arrocet no emparejado con la Campos, sino con Cris Urgel o Kiko Narváez. Y a Nagore evitando juntarse con Sandra Barneda. También a David Valdeperas, facilitador de trabajos televisivos de la Carrasco. Fidel lo mima como fuente de ingresos extras. También a la engordada Paulina Rubio, a la que casi no reconocieron por ir sin su maquillaje miamero. O a un Miguel Poveda bien relajado, además de la tan imperdonable espalda desnuda de Lara Dibildos en traje fucsia. O el relieve plateado sobre el escote en gasa azul noche de Carmen Janeiro, recuperada de la catacumba. Inexplicable resurrección tras años sin mucho que ver con los contrayentes ansiosos. Un material gráfico con que rellenar una exclusiva que sube de precio cuanto mas famosete aparezca. Deberían repartir su ganancia con tales pardillos.

El clan Ortega Cano estuvo ausente, pero contraatacó desde Chipiona con la excusa de su divina patrona. Lo hizo incluso una Ro Flores en permanente litigio con Rocío Carrasco. Ya me deleito imaginando las revistas de la semana próxima remarcando esa batallita nuevamente aireada. La parentela dándole al «ora pro nobis» excluida, ignorada y humillada amparándose en lo virginal. Dios los perdone al ver a la Virgen de Regla usada como réplica magnificadora de una devoción mariana que ya cuestiono. Qué pensaría Rocío Jurado, tan rendida a su venerada y morena patrona que los indianos llevaron a Cuba y que es objeto de entusiasmo en La Habana, donde en las afueras aún tiene un santuario que visito cuando me escapo a esa isla. Fue la última colonia que perdimos, pero sigue españolísima.

«Virgen de Regla, apiádate de mí», le cantó en ya casi fervoroso himno. Ante ella se casó Rocío con Pedro un tumultuoso atardecer de mayo revestida con cinco volantes de piqué , modelo luego destrozado en una inundación casera. Lo idearon Herrera y Ollero. Carrasco entonces era mucho más importante que la cantante protegida por Caracol y Pastora Imperio. Yo la vi vestirse ayudada por su madre en la casa, entonces aún a medio construir, con paredes de ladrillo en la avenida que hoy lleva a la iglesia construida un 13 de octubre.

El casorio fue evidencia, paseo, exaltación, escaparate, pasarela y puesta de largo de invitados «chonis», cachonda expresión –más bien definición– que siempre ensalza la Campos como evidencia de algo impactante. Lo fue estableciendo marcas con 542.058 visitas a la web «Vanitatis», igualando así un récord hasta ahora encabezado por el reciente y tan aprovechado «ahí te quedas» matrimonial de Alba Carrillo. Y es que nada conmueve más que un amor aunque esté roto.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment