Reason Play Microgaming

El tanga corre peligro de desaparecer

En los años noventa se masificó el uso del tanga, la minúscula pieza que en lugar de cubrir los glúteos los separaba con un mínimo fragmento de tela que corría entre ellos.

Han pasado más veinte años desde que este formato de ropa interior se convirtió en un artículo de gran relevancia en la cultura. Veinte años en los que el tanga no tuvo competencia entre las preferencias femeninas. Incluso muchas mujeres aún recuerdan la época de loa “bragas de cuello vuelto” y se preguntan cómo pudieron vivir con semejante vestimenta interior

Posteriormente aparecieron los boy shorts, los mini bóxers y los ckeekinis que no tuvieron el impacto del tanga La hegemonía de esa mini pieza de ropa interior femenina fue responsable del crecimiento y consolidación de marcas como la de Victoria’s Secret, que genera unos mas de cinco mil millones de euros al año y, según Business Insider, controla el 35 por ciento del mercado de la lencería femenina en los Estados Unidos.

Aunque fue un éxito inmediato, el artículo íntimo favorito de las mujeres, nunca ha sido algo cómodo de usar para ellas.

Hace unos días, un artículo publicado por The New York Times sembró el pánico entre millones de hombres que vieron anonadados que el uso del tanga han sufrido una drástica caída dentro del consumo de ropa interior femenina. ¿Por qué? Las nuevas generaciones, en especial la millenial, han encontrado que la braga completa es más “cool”, mientras que el tanga ya pasó de moda.

El periódico informa que, según un estudio realizado por la compañía de estudios de mercado NPD Group, las ventas de las mini braguitas cayeron un 7 por ciento, mientras que otras prendas, que cubren más los glúteos como los boy shorts, las crecieron en 17 por ciento.

Por su parte, Erica Russo, la directora de moda del área de accesorios, cosméticos y artículos íntimos en Bloomingdale’s, afirmó a ese diario que ha notado un “cambio en el modelo de negocio” y ratifica los datos anteriormente señalados.

Es un hecho demostrado que las prendas íntimas desempeñan un importante papel en el juego de la seducción y el cortejo para ambos sexos, contribuyendo a que las personas que las usan se sientan más deseables por sus parejas, pero en lo concerniente a su función, antes que cualquier otra cosa, han sido hechas para proteger los genitales y que estos no rocen con las prendas exteriores. Función que debería ser lo más cómoda posible. ¿O no?

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment