Reason Play Microgaming

Gerard Butler se marca un Macron

Hace casi ocho años fue Gerard Piqué el que comenzó una relación con Shakira, diez años mayor que él, a ritmo de Waka-Waka en Suráfrica. Hace unos meses, era el presidente francés, Emmanuele Macron, quien demostraba que la edad no era un impedimento presumiendo de su mujer, 20 años mayor. Ahora le toca a Gerard Butler. La diferencia de edad entre el actor de «Postdata: te quiero» y la presentadora italiana Barbara D’Urso no parece importar a la recién estrenada pareja que, según medios locales, se dejó fotografiar por primera vez en un festival de música en Isquia (Nápoles). No ha sido ésta la única ocasión en la que se les ha podido ver ya que también pasaron juntos la fiesta de Ferragosto (15 de agosto), todo un evento en Italia.

Muchas portadas han recogido la historia del nuevo noviazgo. Y es que a pesar de sus 60 años, D’Urso goza de una imagen mucho más joven y cuidada que el propio Butler. Y en sus redes tiene más de un millón de seguidores a los que les muestra con orgullo su físico de infarto y con los que comparte su vida e intereses. Según los medios italianos, la pareja juega al despiste sin dar declaraciones sobre su relación. Quien sí ha hablado al respecto ha sido Giovanni Ciacci, amigo y colega de profesión de ella que ha declarado que «se han vuelto inseparables y es evidente que existe “feeling” entre ellos. Él ha sido visto en la Toscana en la casa de Barbara y después, a los pocos días de su regreso a Inglaterra, el actor voló de nuevo a sus brazos». Además, Ciacci ha querido dejar claro que su amiga «es una mujer chapada a la antigua. Aún no ha habido una propuesta concreta de compromiso y ella, como buena mujer del sur que es, no se entrega a la primera de cambio, es muy estricta en su vida personal».

La presentadora es una de las caras más conocidas en la televisión italiana. Fue en la década de los 70 cuando se convirtió en una estrella conduciendo programas en «Canale 5». Además, ha demostrado ser polifacética apareciendo también enseries y largometrajes como «Mollo tutto» y «Il manoscritto di Van Hecken». Sin embargo, su verdadera oportunidad vino cuando presentó la tercera edición de «Gran Hermano Italia». El «reality show» obtuvo en esa edición unos datos de audiencia estelares que le brindaron la oportunidad de manejar un formato muy rentable. En la actualidad, D’Urso conduce el programa diario de tarde «Pomeriggio Cinque», de temática similar a los magacines matinales españoles, y «Domenica Live», centrado en la actualidad y crónica social.

La voz del pueblo

En Italia se le considera toda una veterana del mundo televisivo y se la conoce como la presentadora que da voz al pueblo. En sus programas suele hablar de temas de actualidad y asuntos del corazón, pero también tiene un espacio importante la crónica y los testimonios, que la hacen conectar con los telespectadores. A pesar de una carrera llena de éxitos, D’Urso también ha vivido momentos complicados. Su nombre se vio envuelto en el escándalo del Caso Ruby. Así pues, se afirmaba que había sido una de las asistentes a las supuestas cenas que organizaba Silvio Berlusconi, a quien le une una larga amistad. Sin embargo, dicha implicación fue desestimada sin manchar su trayectoria.

También se ha hablado en los medios italianos de su amistad con el ex «cavaliere» y el flirteo que, en ocasiones, han hecho público en algunas de las entrevistas celebradas en el espacio que conduce D’Urso. Sin embargo, según la Prensa iataliana, «Berlusconi se le declaró cortesmente en 1977 pero que ella lo rechazó». A pesar de la negativa –a la que no estaba acostumbrado el ex ministro–, ambos admiten que mantienen una relación de amistad que dura ya más de cuarenta años. Así pues, la presentadora no duda en explicar públicamente que el millonario siempre ha sido un caballero con ella.


Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment