Reason Play Microgaming

La genética de Susanna Griso

A la presentadora de «Espejo público» le sienta de maravilla levantarse tan temprano. Susanna Griso está prácticamente irreconocible en comparación con su etapa de presentadora de informativos en las cadenas públicas: un corte de pelo más juvenil, tinte rubio y ropa más informal han hecho rejuvenecer a la presentadora. Todo el mundo me pregunta qué se hace, si se ha operado los labios o si lleva botox… ¡Pues no! Prometo que su único secreto es un cóctel de vitaminas cada tres meses para recuperar la luz y la hidratación perdida por tantas horas de maquillaje. Siempre acude a Maribel Yebenes.

Le encantan el sol, navegar, el aire libre y aunque se pone protección 50, le siguen saliendo manchas. Aunque durante medio día está en el plató, se la aplica porque un médico le ha informado que también los focos manchan la piel. Fuera de los platós, le gusta llevar un «look» muy natural, por eso evita maquillarse. No obstante, cuando lo hace se aplica colorete, base y rímel. Antes de irse a dormir no duda en quitarse todos los productos con jabón y tónico.

Utiliza cosméticos de Shiseido, vitamina C de Sesderma y mis adoradas ampollas de Martiderm cada día. Cuida también de modo especial su pelo, ya que a diario está sometido a secador y plancha. Por eso, se aplica mascarillas para no se le reseque. El color y el corte se lo hacen en televisión, aunque a veces acude al prestigioso salón Jacques Dessange.

Come absolutamente de todo, y en cantidad. Más bien, le preocupa adelgazar más, ya que enseguida se le nota en la cara. Y es genética, ¡os lo aseguro! No hay más que ver a su madre, que con 91 años es una mujer guapisima. Susanna, a parte de genética, tiene una actitud envidiable.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment