Reason Play Microgaming

La guerra está en cualquier esquina

La mayoría de nosotros vivimos sin saber en qué momento de nuestro destino nos encontraremos con la muerte y esto se hace más patente cuando nos enfrentamos al atentando de Niza. Familias y amigos celebrando alegres y felices el Día Nacional de Francia, ese día que para muchos supuso la liberación del opresor con la toma de La Bastilla. Todos reunidos en el Paseo de los Ingleses, la zona más concurrida para ver los fuegos artificiales y pasar un buen rato. Nadie pudo imaginar este horror. Nos encontramos sin duda ante una tercera guerra mundial, una guerra que para nuestro enemigo es «low cost», baratísimo matar a 100 personas en un momento con un camión que arremete contra los ciudadanos conducido por un fanático dispuesto a inmolarse.

Un fanático es alguien que no quiere cambiar de opinión ni de tema. Sólo le queda una idea y por esa idea mata y muere. Ante ese panorama nos encontramos y es difícil combatirlo. ¿Deberíamos cerrar todas las fronteras a los musulmanes y echar a los que viven en nuestros países? Pregunto… porque el autor de este atentado era un francés de origen tunecino al que Francia había dado cobijo y trabajo, con mujer y tres hijos. Todo aparentemente normal, podía ser nuestro vecino. Pero su único objetivo era matar al mayor numero de personas posible. Cuando escribo esto estoy en mi casa de Marbella oyendo a lo lejos al Imán de la mezquita y sus rezos. Hoy es viernes y a esa hora está llena hasta los topes, nos invaden la carretera de acceso a las urbanizaciones haciéndose muy difícil transitar por ella y aguantamos pacientes y con enorme tolerancia. ¿Se imaginan ustedes a nosotros haciendo lo mismo en los Emiratos Árabes alrededor de una Iglesia cristiana? Impensable.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment