Reason Play Microgaming

La lucha de David Delfín

Hace dos meses Davidelfín celebraba el primer aniversario de su relación con el fotógrafo Pablo Sáez. Un año de amor entre ambos del que todo el mundo ha podido ser testigo gracias a las redes sociales. Instagram se ha convertido en un vehículo de información donde nos hemos ido enterando durante todo este año de la evolución de ese amor junto a los distintos proyectos que ha desarrollado el diseñador malagueño. Pasan los años y el que fue considerado «enfant terrible» de la moda española sigue siendo un valor seguro a la hora de desarrollar todo tipo de iniciativas, ya sean sobre la pasarela o en la superficie que se preste: un coche, unas sábanas, un hotel o un vino.

Pese a todo, Delfín, cuyo verdadero nombre es Diego David Domínguez González (1970), es un gran defensor de su vida íntima, que ha tenido que reestructurar en las últimas fechas para poder encajar la noticia que le dieron tras una revisión rutinaria en el hospital Clínico San Carlos.

El creador de una de las firmas más importantes de nuestra moda contemporánea se está recuperando de un proceso maligno del que fue intervenido hace unas semanas. Su entorno confirma, de manera discreta, que si bien no quiere hablar de este tema por ahora, sí se encuentra trabajando, aunque parece que ha bajado el ritmo, algo comprensible tras el susto de la noticia. Eso sí, esta aparente normalidad tranquiliza a todos aquellos que se han preocupado por su estado de salud. Y han sido unos cuantos.

Personas consultadas por este periódico de Ifema (organizador de Madrid Fashion Week), en la que su firma participa, confirman que son conscientes de su estado de salud, pero que por el momento nadie les ha notificado que haya un cambio de fechas en su desfile o que vaya a cancelarlo. Un detalle que hace pensar que volveremos a verle en septiembre. Él es un pilar fundamental de esa pasarela. Desde que, llegado del certamen Circuit de Barcelona en 2002, presentara «Cour des miracles» en Madrid, el universo de Delfín, donde encontramos referencias a Magritte, Louis Bourgeois o Almodóvar, es uno de los desfiles más aclamados y de mayor proyección internacional. Nadie se quiere perder sus «shows» y eso se traduce en gradas llenas hasta la bandera mucho tiempo antes de la salida de los modelos y una atención mediática de la que pocos diseñadores pueden presumir. Y él, con colecciones más o menos largas (según el momento), rara vez defrauda. Sin ir más lejos, la presentada en febrero, titulada «Mentiras», empleaba elementos del uniforme de los aficionados al fútbol. Veíamos referencias claras a las bufandas que lucen en los graderíos de los estadios, con lo que consiguió volver a estar en boca de todos. Pero lo dicho, con otras como «La parada de los monstruos», «Psoas», «No One» o «Cápsula» también lo consiguió.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment