Reason Play Microgaming

La venganza de Patricia: enfrenta a Preysler a la sociedad peruana

Patricia Llosa pasa cortas temporadas en Madrid. Hasta ahora venía, principalmente, para reunirse con su abogada, Elena Zarraluqui, que le ha representado en su proceso de divorcio de Mario Vargas Llosa. Pero, de ahora en adelante, su vida se desarrollará casi por completo en su lujosa casa de Lima (Perú), la que durante años fue el hogar familiar con su ya ex marido. Y es que, en el reparto de bienes, Patricia ha salido beneficiada. No dudó en dejar claro que no renunciaría al amplio inmueble del malecón Paul Harris limeño, en el lujoso barrio de Barranco. Allí, además, ha tenido que afrontar la pérdida de su anciana madre, Olga Urquidi, hermana mayor de la tía Julia (primera esposa del escritor) y, por tanto, suegra y tía del escritor. El Nobel aceptó sus condiciones porque su prioridad ahora es casarse con Isabel Preysler. Una fuente cercana a Llosa asegura que dijo a sus amigas que si su ex quería contraer matrimonio de nuevo, no le facilitaría conseguir el divorcio. Confiesa que se siente traicionada por la filipina y que no le perdonará jamás que le haya «robado» el marido. Quizá no se acuerda Patricia de que ella también se entrometió en el matrimonio de su tía Julia con el literato.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment