Reason Play Microgaming

La VII Pasarela de LA RAZÓN, puro espectáculo

«Bohemia de París, alegra lo que es gris, de un tiempo ya pasado». Al ritmo de la canción de Charles Aznavour comenzó la VII edición de la Pasarela LA RAZÓN. Tomó el escenario una extravagante cantante acompañada por malabaristas y acróbatas que daban a la Spiegeltent de Madrid un aire semejante al del parisino Moulin Rouge. Alrededor del escenario, que pronto se convertiría en pasarela para acoger la colección Primavera-Verano 2016 de cinco importantes firmas de moda, esperaban sentados los invitados no en el clásico estilo del «front row» sino en pequeñas mesas redondas.

Abrió el desfile el diseñador marroquí Albert Oiknine, que trajo a Madrid muestras de dos de sus colecciones. La primera, pensada para el día y compuesta por caftanes en coral, amarillo y rojo, con detalles bordados en brillantes. La otra, que cerró la noche, un trío de caftanes más elaborados, creados para las ceremonias tradicionales de Marruecos. «Nuestro país es muy caliente, por eso quise hacer los caftanes para el día con materiales muy ligeros y fluidos, pero elegantes», explicó Oiknine.

La firma Folli Follie puso el toque metálico –tan de moda esta temporada– con su colección Fashionable Silver, compuesta de collares, pendientes y pulseras, que «vuelven loca a Eva Longoria», cuenta la directora de comunicación de la firma de joyería, Eva Revuelta. La actriz Esmeralda Moya, imagen de la marca, abrió y cerró el desfile, que además del plateado puso color con sus bolsos y mochilas de piel en tonos muy veraniegos, como azul klein, amarillo y blanco.

Francis Montesinos seleccionó para esta noche especial algunas prendas de su colección «A flor de piel», inspirada en Gene Simmons, el cantante de Kiss. «Le conocí a través del pintor Matt Lamb, así que la colección también es un homenaje a él. Como a Lamb le gustaba mucho el arte kabuki, creamos el estampado Spanish Kabuki, de lunares negros y rosas rojas», comentó el diseñador.

The Extreme Collection presentó su nueva colección de americanas, confeccionadas de forma limitada en tejidos de entretiempo y tonos marineros: azules y rojos, sobre todo. «Es un honor y un placer volver a formar parte de la Pasarela de LA RAZÓN, que hace una apuesta importante por la moda, un sector al que muchas veces se deja de lado», afirmó Jorge García, uno de los diseñadores fundadores de la madrileña firma.

El romanticismo de la primavera se subió a la pasarela con los diseños de Juan Vidal, que mostró varios vestidos blancos, muy ligeros, con grandes estampados en verde, azul y rosa. La elegante sencillez de su colección «Hiroko», en la que priman el verde y el rosa pálido, es perfecta para el día o la noche veraniega.

Para no perder el ambiente circense, la noche terminó con un espectáculo de telas acrobáticas, que dejó boquiabiertos a los espectadores y amenizó el ambiente de una noche repleta de moda y elegancia.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment