Reason Play Microgaming

"Las Campos", en el aire

Esta semana se decidirá con los altos jefes ya reincorporados tras las vacaciones. Quizá decidan que «para más adelante» cuando la programación flojee… Pena, es una serie exitosa que está en el aire y que logró que Tele-5 encabece desde hace dos años la lista de las cadenas de mayor seguimiento. Están en el qué será, será, todos deshojando la margarita porque un paréntesis, descanso o tregua más allá de lo necesario rebajaría el entusiasmo morboso que convirtió a «Las Campos» en lo más impactante del verano. Era esperado, aunque algunos ya establecen comparaciones con el «reality» norteamericano, realmente tronchante, de las inefables y muñeconas Kardashian. Un mundo las separa, bien lo subrayó irónicamente la propia María Teresa: «Un “reality” pierde interés si no tiene algo de choni». Espero que la Real Academia Española lo admita enseguida incluyéndolo en su diccionario, casi mi libro de cabecera. «Choni» como diferente, transgresor, casero, íntimo, combinando zapatillas a cuadros y altos taconazos que ponen de relieve lo mejor y lo más cuestionable de nuestra cotidianidad. Se diferencia de lo hortera al estar envuelto en el glamour, gancho y seguimiento de los incondicionales de esa ya mítica María Teresa, que usa su cautivadora sonrisa como escudo antibalas (a veces de metralleta).

Nunca llueve ni se actúa a gusto de todos. El paraguas siempre a punto de chaparrón, como alguno caído sobre Terelu mientras hay elogio general para la bien estudiada desenvoltura aclaradora de Carmen Borrego. Un ser humano número uno con la ya imbatible empatía materna. En Estados Unidos le llamarían estrella, e ídola los argentinos. Bate récords de permanencia vaya donde vaya, salga donde salga Teresa. Es nuestra Mirtha Legrand más simpática; otra Barbara Walters.

Tal espera genera nervios, expectación, rumores de todo tipo. Incluso en «Cazamariposas», de la misma productora, aventuraron la otra tarde que el «docu» acaso siga ya sin María Teresa. Infartante. Le darían mayor protagonismo a su hija pequeña, gran realizadora y sorpresa de lo hasta ahora seguido devotamente. Me sonó a dislate impensable, y así se lo dije a Campos:«¿Dónde me dices que lo han comentado?», me preguntó. «¿En “Cazamariposas”? Estarían de broma, como casi siempre. Es una tontería», dijo. Me pareció que lo largaron muy seriamente, acaso escondiendo la risa. Quizá como manera de mantener encendido un tema barredor que alimentó las revistas de las últimas semanas. ¿Imaginan «Las Campos» sin el tirón de María Teresa? Yo no, la verdad.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment