Reason Play Microgaming

Las lágrimas de Doña Pilar en el Rastrillo

No hay duda de que cada edición del Rastrillo Nuevo Futuro es diferente y única, pero el momento vivido ayer en el Palacio de Cristal de la Casa de Campo quedará grabado para siempre en el recuerdo de la infanta Doña Pilar. Hacía unos minutos había recibido la visita sorpresa de su hermana, la infanta Margarita, que recorrió las instalaciones y saludó cariñosamente a todas las personas que se le acercaban, entre ellas la ex ministra Elvira Rodríguez. Aunque la visita más inesperada se produjo cuando Maribel Berzosa de Freire, que regenta el restaurante Vistalegre, le pedía a Doña Pilar que le acompañara a recibir al niño Adrián Martín, a quien iban a concederle la tradicional chapa a «La Mejor Faena». Fue un momento mágico. La tía del Rey saludó cariñosamente al pequeño y le comentó que ella trabaja mucho por y para los niños. Adrián, sin dudarlo un segundo, se dirigió a ella y le dijo: «Señora, usted no se puede morir porque España la necesita». La hermana de Don Juan Carlos, emocionada y con los ojos empañados por las lágrimas, susurró: «Nadie me había dicho nada tan bonito». Fue entonces, y para rematar «su mejor faena», cuando Adrián le cantó a capela el «Y sin embargo te quiero» que hizo grande a Concha Piquer.

Era la primera vez que Adrián visitaba, junto a su padre, Rafael, el Rastrillo, aunque no la primera vez que colaboraba en actos benéficos. «Muchos de sus seguidores en las redes sociales le piden que participe en eventos solidarios y él lo hace encantado», asegura Rafael. El joven malagueño, que padece hidrocefalia, triunfa en la música con su primer trabajo, «Lleno de vida», que le ha valido una nominación a los Premios Grammy. Su padre recuerda emocionado cómo «una vez terminada la gala, los artistas nominados le hicieron un corro y le dieron palmas para que Adrián cantara. Fue un momento único».

Además, otros rostros conocidos colaboraron ayer con su presencia en este mercadillo solidario, como la ministra María Dolores de Cospedal, la actriz Fiorella Faltoyano y las famosas «Mellis», que no dudaron en salir a bailar flamenco en el Vistalegre. Donde, por cierto, acudieron ayer a comer también los concejales populares Esperanza Aguirre, Íñigo Henríquez de Luna y Percival Manglano, así como María Jesús González, madre de Irene Villa. También María Ángeles Grajal almorzó en Las Majas.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment