Reason Play Microgaming

Los errores en los retoques de Belén Esteban

Belén Esteban es uno de los personajes más conocidos y mediáticos de nuestro país. Hace ya dieciocho años que saltó a la fama por su relación con el torero Jesulín de Ubrique, con el que tuvo una hija, Andrea. El rostro joven, fresco y simpático de aquella muchacha nada tiene que ver con el actual. Su cara carece de expresión, sin personalidad ni juventud, a pesar de haberse sometido a varios retoques estéticos. Y es que, a la larga, de nada sirve pasar por quirófano si después no llevas una vida saludable.

La primera cirugía a la que se sometió fue una rinoplastia. Tras varios retoques sin éxito, acudió a la Clínica Menorca, donde logró un resultado notorio. Fue en esta misma clínica donde se realizó el primer aumento de pecho.

De la mano del doctor Ángel Martín ha podido recuperar parte de la naturalidad del rostro. No ha sido necesario pasar por quirófano. Simplemente con un tratamiento de bioplastia ha recuperado el equilibrio entre sus facciones. Además, su piel vuelve a tener un mejor aspecto, gracias a las sesiones de mesoterapia, con las que ha logrado densificar el tejido al crear más colágeno y elastina, fundamentales para mantener la firmeza y evitar la flacidez.

Ha seguido en distintas ocasiones alguna dieta, bajo control médico y de nutricionistas, pero le ha faltado fuerza de voluntad para mantener los resultados. Además, no practica nada de deporte, una lástima, ya que tiene una figura muy proporcionada. Abusa de los rayos uva y su pelo, platino, lleva extensiones.

Su caso se utiliza como ejemplo para aquellos que están en contra de la cirugía estética.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment