Reason Play Microgaming

Los Reyes posan con sus hijas en el Palacio de Marivent

Con puntualidad británica, un par de minutos antes de las 19.30h, la hora a la que la Familia Real hace el tradicional posado veraniego en el palacio de Marivent, aparecieron por la cuesta que conduce a la entrada de su residencia en Palma de Mallorca. Doña Letizia, con pantalón ajustado tobillero blanco, sandalias planas y top crepé de rayas y abierto por detrás con un top también blanco debajo. Don Felipe, con pantalón vaquero blanco y camisa azul remangada, y las niñas a cada lado con vestidos de inspiración marinera. Leonor repetía las zapatillas de esparto que calzaba la noche del domingo, cuando cenaron en Puerto Portals, mientras que Sofía llevaba unas manoletinas.

Ocho minutos exactos de reloj duró la sesión fotográfica. El tiempo suficiente para dar la mano uno por uno a los aproximadamente setenta periodistas que aguardaban desde las seis para inmortalizar ese momento. Se sentaron en un banco de madera, intercambiaron un par de confidencias con las niñas y respondieron a varias cuestiones en una rueda de prensa improvisada, dado que no se admitían preguntas.

«Son unas vacaciones atípicas. Es atípico todo». De esta manera se expresó en la residencia de verano ante la atenta mirada de la Reina y de las Infantas. Y es que la excepcionalidad de la situación política del país le llevó a interrumpir su estancia en Mallorca el pasado lunes para mantener en Madrid el despacho con el presidente en funciones, Mariano Rajoy. De hecho, Don Felipe permaneció en la capital hasta ayer por la mañana, pendiente de las negociaciones que están llevando a cabo los diferentes grupos parlamentarios.

No quiso, sin embargo, entrar en cuestiones concretas sobre una posible investidura. Ante el interés de los periodistas, el Rey explicó que «no hace falta entrar aquí en temas políticos». Es más, ante la posibilidad de modificar de nuevo sus vacaciones por eventuales cambios gubernamentales, insistió una vez más en que «iremos adaptándonos a lo que vaya sucediendo».

De hecho, la agenda del Rey continúa abierta a la espera de lo que pase en estos días en el Congreso de los Diputados, hasta el punto de cada vez resulta más improbable su presencia en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro que comienzan este viernes. «Ya le comenté a la Delegación española que sería complicado acompañarles», comentó el jefe del Estado, que matizó a continuación que dada la situación «resulta complicado hacer planes para viajar y para llevar a cabo cualquier reserva en este sentido». Aun así, el que fuera abanderado de España en los Juegos de Barcelona 92 garantizó que lo seguirán «por los medios de comunicación».

Más allá de la actualidad política, Don Felipe tampoco desveló si regateará como patrón del Aifos estos días en la Copa del Rey de Vela Mapfre, aunque sí está confirmado que presidirá la entrega de trofeos el próximo sábado. «Espero embarcar algún día», comentó el Rey que apuntó, en tono coloquial, que «siempre es bueno coger algo de salitre». Leonor y Sofía se iniciarán en el deporte de la vela como sus primos, «cuando quieran empezar a navegar», señaló el Monarca mirando a su hija mayor y buscando en ella un gesto de complicidad.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment