Reason Play Microgaming

Luis Martínez de Irujo: "Soy el sucesor de la estirpe"

Este fin de semana en Madrid se ha concentrado la élite mundial de saltos de caballo, un Concurso de Saltos Internacional de cinco estrellas. Además, el Longines Global Champions Tour le ha brindado a LA RAZÓN la oportunidad de hacerle la primera entrevista al hijo de Cayetano Martínez de Irujo, Luis, futuro conde de Sal-vatierra, un rubio y educado jinete de 14 años. En las gradas había una emocionada espectadora, su madre, Genoveva Casanova: «No le ha ido muy bien, un derribo y un rehúse. La hípica es una afición, pero no creo que vaya a más. Luis tiene otras inquietudes».

–Para saltar hay que tener mucho valor…

–Sí, un poco. Voy a cumplir 15 años y es mi primera experiencia con los grandes, pero no me he picado con mi padre porque aún me queda. Él es una referencia para mí.

–Esto es como los toros. ¿Tienes muchas «cornadas» en el cuerpo?

–Algunas caídas he tenido, ya no las cuento,pero importantes habrán sido unas cuatro o cinco. Sobre todo, más que nada, cuando empiezas. Es lo más difícil, pero si pasas ese comienzo, que es cuando te caes, cuando montas mal y te cuesta un montón, lo consigues. Ahora que empiezo a saber, me divierto más y me gusta.

–¿Eres el heredero de una estirpe?

–De momento, sí. Luego ya veremos si estudio o sigo montando, será algo que tendré que decidir en unos años. Ahora monto tres días en semana, vengo después del colegio y lo alterno con el bo-xeo, que también practico.

A la conversación se une Cayetano: «Ya veremos cómo evoluciona, aún es pronto. Para él era la primera vez que salía a una pista así. Luis ha saltado en concursos normales, en pruebas de un metro veinte o treinta, pero esta pista impresiona más. Este fin de semana hemos saltado en el mismo concurso de dos estrellas y ha estado muy bien».

–¿Aprendiste a montar a caballo antes que a andar?

–No, de hecho, aprendí a montar bastante tarde.

Vuelve a terciar su padre: «Le quité la afición de pequeño con unos ponis para que no se picara demasiado porque es muy duro. La niña también monta, pero sólo por afición y un día a la semana».

–¿No quería que le sucediera?

–No, una cosa es que lo haga por afición, porque es un deporte muy bonito, muy difícil y muy formativo, pero profesionalmente es muy duro. No quiero que pase lo que he pasado yo. La gente se cree que esto es algo que no es, saltar profesionalmente es lo contrario a la imagen absurda que tiene la gente, no tiene nada que ver, aquí hay mucho sufrimiento y esfuerzo.

–¿Montas los caballos de tu padre?

–Sí, aunque tengo mi propio caballo, está a su nombre pero lo monto yo.

–¿En este CSI de Madrid se queda tu competición internacional o seguirás?

–No, seguiré. Tenemos competición internacional en Valencia y hacemos los campeonatos nacionales de Sevilla, Toledo o Segovia.

–Usted, Cayetano, ¿seguirá compitiendo ahora que tiene heredero?

–Seguiré compitiendo, pero ahora lo haré para divertirme. Este fin de semana Luis tenía que estar con su madre, pero le ha dejado disfrutar conmigo del campeonato.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment