Reason Play Microgaming

Ocho mil volúmenes en el colegio para Leonor y Sofía

Si hay algo que puede afirmarse de la Princesa Leonor y su hermana, la Infanta Sofía, sin temor a meter la pata, es que son desde muy pequeñas dos entusiastas lectoras. Los libros han formado parte de su entretenimiento y han ocupado un espacio importante en su cuarto de juegos y en la mesita de noche de sus dormitorios. Los Reyes Felipe y Letizia fueron los primeros en inculcarles esa afición por los libros, ya que para ambos leer ha sido una de sus grandes pasiones a la que han dedicado buena parte de su tiempo de ocio. Después, ha sido el profesorado del colegio Santa María de los Rosales el que ha continuado fomentando en las dos hermanas la lectura.

El centro escolar en el que cursan sus estudios Leonor y Sofía imparte entre sus alumnos los principios de lo que se conoce como el «Proyecto Lector», que consiste en inculcarles desde las aulas de educación infantil el amor por la lectura, puesto que consideran que la mejor aportación a sus escolares es el libro como compañero a lo largo de sus vidas. Las hijas de los Reyes tienen a su alcance en su colegio los 8.000 volúmenes que están repartidos en las tres bibliotecas de las que dispone el Rosales, obras que se pueden sacar del centro y pasar a los hogares de los alumnos para ser leídos en su tiempo libre y durante el fin de semana. Pero no acaba ahí la historia, sino que todos los que sacan un libro de la biblioteca tienen que devolverlo junto con una ficha con los datos técnicos y con un resumen de su contenido.

A la edad que tienen ya la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía es probable que hayan dejado atrás esos primeros cuentos en los que hay muy pocas letras y muchos dibujos, que son tan atractivos hasta los dos o tres años. Las dos hermanas –Leonor acaba de cumplir 11 años y Sofía cumplirá 10 en abril– hace tiempo que dejaron de necesitar que sus padres les leyeran los cuentos y son ellas las que eligen en la biblioteca del colegio los títulos que más les apetece leer. Sin embargo, es presumible que junto con esos libros de aventuras, de hadas, de misterio o de magia y también, por qué no decirlo, de príncipes y princesas, las hijas de los Reyes hayan empezado a leer también los de historia en los que se narren los orígenes de la Monarquía española y de otros reinos existentes en el planeta. Para ellas se trata, por una parte, de conocer la historia de su país, pero, por otra, de profundizar en la historia de su propia familia.

A pesar de que el centro en el que estudian da gran importancia a las nuevas tecnologías, la robótica, el uso y manejo de las herramientas digitales más avanzadas, no descuidan recomendar listas de libros para las vacaciones, alternar las novedades con los clásicos y crear el hábito de lectura en todos los escolares.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment