Reason Play Microgaming

Sara Carbonero: "Mi boda ha sido muy romántica"

Después de semanas de rumores a raíz de su supuesta boda secreta con el guardameta Iker Casillas, Sara Carbonero ha reaparecido en Madrid con motivo de la presentación de su segunda colección de joyas para la firma francesa Agatha Paris, titulada Agatha by Sara, cuyas piezas se componen principalmente de cuarzo rosa, piedra del amor sagrado que calma y da seguridad, la aventurina, cristal para la buena suerte y fortuna, y la piedra luna azul, que proporciona energía.

Ataviada con una camiseta negra holgada y unos vaqueros, la periodista tuvo que hacer frente a las preguntas de sus compañeros de profesión sobre la razón de ocultar su enlace. Reacia a dar detalles sobre su vida privada, Carbonero se justificaba ante la ausencia de una alianza en sus manos: «Delante de vosotros no la quería llevar, ¿tú me la has visto puesta alguna vez?». La presentadora no desvela más detalles que el que tuvo la boda que habían querido y que a ella le pareció muy romántica. «Tampoco había soñado nada específico como boda, para mí fue muy bonito. Nunca había soñado con un bodorrio. Claro que me apetece hacer una fiesta con los amigos con motivo de la boda, pero puede ser dentro de dos años o coincidiendo con algo específico, no lo hemos pensado. Me pondré la alianza cualquier día cuando salga».

Sobre una posible boda religiosa, parece que no está en los planes. «Soy creyente, pero no practicante. Tenía claro que no iba a casarme por la iglesia, además Iker no está bautizado, aunque sí hemos bautizado a Martín. De momento, nuestros planes no son casarnos por la iglesia».

Ni Sara llevaba anillo de pedida ni alianza. Quería centrar la atención en la colección que presentaba y que diseñó en su casa de Madrid antes de instalarse en Oporto, donde, por cierto, tiene un médico que sigue su embarazo que, a juzgar por su aspecto y sus palabras, lo lleva estupendamente . «Tengo ganas de que nazca el bebé y comprobar que esté bien. Me queda el último mes que es el más crítico, pero estoy bien. Daré a luz en Madrid en la misma clínica que Martín, luego Iker se irá a la Eurocopa y yo me quedaré en casa con ayuda de los abuelos».

Sobre los posibles nombres de la criatura, se debaten entre varios. «Me gusta Mauro, Hugo o Marco, pero no está decidido. También quiero verle la cara y así decidirlo». En cuanto a si seguirán en Portugal el año próximo, teniendo en cuenta que a su marido aún le queda un año de contrato, no desvela nada. «Ojalá que Iker siga teniendo oportunidades profesionales, pero no hay nada sobre irnos a Estados Unidos». Sí tienen claro que en breve les tendremos de regreso en Madrid. «Iremos cuando acabe la Liga. Salgo de cuentas a finales de mayo». Las cuentas de un bebé que siente intensamente. «El bebé se mueve muchísimo, es muy revoltoso».

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment