Reason Play Microgaming

Todos quieren vestir a Pippa Middleton

Aún no hay fecha para la boda de Pippa Middleton y el multimillonario James Mathews, con el que mantiene una relación desde hace un año, pero la expectación en Reino Unido es inmensa. Ella será su propia «wedding planner», ya que ha volcado toda su carrera en la organización de eventos. Pero siendo hermana de la duquesa de Cambridge la rivalidad entre quién será la verdadera protagonista del día está servida.

Y, como en toda boda, el secreto mejor guardado será el traje o trajes de la novia. Ya son varios los diseñadores que se han ofrecido a vestir a la hermana de Kate. Muchas de las grandes firmas de moda nupcial londinenses se han puesto en contacto con Pippa para ofrecele sus servicios y los de sus equipos. Algunos son diseñadores de cabecera de la princesa Kate o han trajeado en alguna ocasión tanto para la joven empresaria como para su madre, la elegante Carole Middleton.

Entre los creadores que ya han enviado sus propuestas a la novia se encuentra Victoria Beckham. Tras la repercusión que tuvo el traje diseñado para su amiga Eva Longoria, ha manifestado su deseo de vestir a la joven el día más importante de su vida.

Además de la ex Spice Girl, suena también el nombre de Emilia Wickstead, una de las favoritas de Pippa y de su hermana (firmó el vestido que lució durante el bautizo de la princesa Charlotte y varias de las prendas que conforman el fondo de armario oficial de la duquesa de Cambridge) y de Jenny Packham –otra de las modistas favoritas de la duquesa– que sería otra opción muy fiable (vistió a Kate Middleton a la salida del hospital tras dar a luz al príncipe George y firmó el espectacular traje azul transparente que eligió para la «première» mundial de «Spectre», la última entrega de la saga del agente 007).

– Dos vestidos

Incluso el diseñador de Diana de Gales, David Emanuel, se ha pronunciado sobre su idea del traje que lucirá. «Yo personalmente le pondría algo suave, tal vez gasa. Posiblemente un corpiño de encaje fluido». Pero todo son especulaciones. Incluso las firmas podrían estar ya decididas. Dos de las diseñadoras más aclamadas en la capital británica quizá se hagan con el disputado encargo de vestir a la «hermanísima» tanto en la ceremonia como en la celebración posterior.

La primera, siguiendo a pies juntillas los pasos de Kate, sería Sarah Burton para Alexander McQueen, quien diseñó el vestido de novia de Kate y parte del vestuario que ha lucido la duquesa con posterioridad. Sus diseños son sobrios y clásicos. Serían la base perfecta para la creación del que luciría durante la ceremonia religiosa. Incluso podría ser quien cosiera el de la mujer de Guillermo si fuera finalmente la dama de honor.

Por otro lado, el traje que luciría durante la recepción posterior puede correr a cargo del atelier de su íntima amiga Alice Temperly. Pippa Middleton ha sido durante mucho tiempo una gran admiradora de sus diseños, incluso se la ha visto en varias ocasiones compartiendo junto a otras «celebrities» el «front row» de sus desfiles en la semana de la moda de Londres. De hecho, fue Temperley la que diseñó el espectacular vestido verde que llevó durante la recepción de la boda de su hermana y que causó tanta expectación. El estilo de esta diseñadora, más sofisticado y atrevido, coincidiría a la perfección con la imagen que la novia pretende proyectar durante la segunda parte de su enlace.

Sea quien sea el costurero elegido, será sin duda la mejor publicidad que pueda tener una firma, teniendo en cuenta que todos los estilismos de las hermanas se convierten en tendencia y se agotan al poco tiempo de lucirlos. Incluso el anillo de compromiso que James Matthews le regaló a su prometida, valorado en 123.000 euros y que triplicó su valor días después, tiene ya réplicas agotadas en las joyerías británicas.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment