Reason Play Microgaming

Tres reinas en una

La Reina cuenta con una estilista que trabajaba en una revista femenina hasta que fichó para el equipo de doña Letizia; un modisto de referencia que la acompaña desde hace 12 años, y una peluquera que ya la peinaba cuando era periodista en televisión. Todos ellos pueden asesorar y asesoran, pero la decisión la toma la Reina. Como conoce los intríngulis de la comunicación, sabe cómo manejar sus apariciones y éstas jamás nos dejan indiferentes. El primero de los actos de entrega de los premios Princesa de Asturias en Oviedo, el jueves, fue una demostración de que el perfil bajo no es de obligado cumplimiento. El jueves noche estrenaba vestido negro estilo combinación con silueta lápiz que se ajustaba como un guante gracias al tejido en punto sujeto por dos finos tirantes que dejaban al descubierto un sugerente escote. Los zapatos de salón, la cartera de mano, un cinturón con flores de cristal con efecto 3D, pendientes de diamantes, regalo de los reyes eméritos por su boda, labios marcados en rojo pasión y la melena rizada con tenacillas que recogía a un lado con un tocado de Pablo y Mayaya. Ayer por la mañana se decantó por todo lo contrario: maquillaje discreto, melena con alisado japonés y un ajustado vestido de Carolina Herrera,que estrenó en su viaje a EE UU, y que le tapaba los brazos y el escote. Para terminar el regio y camaleónico estilismo, Doña Letiza hizo su entrada en el teatro Campoamor de Oviedo, a 14 grados de temperatura exterior, con un vestido de cocktail ceñido, sin mangas y escote redondo abierto con falda evasé en seda cady nude, todo bordado a mano, una trenza baja y holgada. Como aderezo, unos pendientes negros de azabache y zapatos nude de generoso tacón de aguja.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment