Reason Play Microgaming

Un «Christmas» muy formal y sin tripita

Ha tardado en llegar, pero la esperada felicitación navideña de los duques de Cambridge ya es oficial. La familia británica compartió ayer una nueva fotografía en la que aparecen Guillermo y Kate posando con sus hijos, George y Charlotte. Una tierna imagen con una ausencia importante. Y es que, se esperaba que Kate apareciera con su barriguita de embarazada, ya que la duquesa se encuentra de cinco meses y está previsto que de a luz en abril.

El propio Palacio de Kensington comentó que la fotografía fue tomada a principios de año, lo que explica este detalle. La estampa fue retratada en un estudio fotográfico y no en exterior como ha sucedido otros años. En el primer plano aparecen los dos pequeños, delante de los duques perfectamente colocados de forma que hace referencia a la línea sucesoria. Llama la atención la combinación de las vestimentas de los cuatro, ya que llevan prendas en color azul. Kate aparece con un dos piezas en azul bebé, el mismo color que el de la camisa de rayas del pequeño George, de cuatro años. El príncipe Guillermo acompaña un traje de chaqueta con una corbata en azul, al igual que el vestido de flores de su hija. Es el mismo vestido que utilizó en Alemania cuando hizo su primer saludo diplomático y que combina con un par de Mary Janes también azules. Sin motivos navideños y con un fondo blanco, la familia posa sonriente, pero el resultado es demasiado sobrio, nada comparado con la espontaneidad de otras ocasiones.

En la felicitación del año pasado, por ejemplo, los cuatro aparecían observando muy atentos a un payaso que, durante su gira a Canadá, les infló un globo para hacer una figura. Lo cierto es que los duques siempre habían apostado por la naturalidad y este año había muchas ganas por ver la tripita de Kate. Pero, en su lugar, la princesa Charlotte robó todo el protagonismo. No tanto por la pose sino porque el Palacio de Kensington aprovechó la ocasión con la felicitación para anunciar que la pequeña–de dos años– comenzará en enero de 2018 en la guardería Willcocks, que se define como «tradicional». En la escuela afirma estar «encantados» de poder contar con la princesa como nueva alumna.

El encargado de tomar la instantánea ha sido Chris Jackson, uno de los fotógrafos habituales de la Casa Real británica. Es la última imagen navideña en al que aparecerán los cuatro, ya que el año que viene serán uno más.


Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment