Reason Play Microgaming

Un modelo llamado Tony Castro

Algunos de debieron pensar ayer que Batista había vuelto a la isla o que nunca se había marchado realmente. La cuestión es que la pasada noche, La Habana se transformó en un icono del lujo, la sofisticación y el buen gusto. Si la visita de Barack Obama se interpretó como el inicio de un nuevo proceso de apertura (no olvidemos tampoco las que realizaron los diferentes pontífices), la llegada del desfile Crucero 2016/2017 de Chanel (un día después de que el primero americano en 50 años atracara en la isla) se ha visto como la materialización de la revolución anunciada. Poco a poco se van derrumbando muros y seguro que la idolatrada Coco Chanel brinda allá donde esté por poder presumir de ser la primera en haber puesto una pica en Flandes (en el habanero Paseo del Prado, para ser más concretos) y simbolizar como nadie la nueva etapa cubana. En Twitter la casa, quizá jugando con los dobles sentidos, anunciaba así el desfile: «Entre dos estaciones, Chanel Crucero».

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment