Reason Play Microgaming

La Familia Real, de cena en Mallorca


Warning: Illegal string offset 'filter' in /var/www/vhosts/newlimits.es/httpdocs/wp-includes/taxonomy.php on line 1489

Unos minutos antes de las nueve de la noche de ayer, la Familia Real al completo más la Infanta Elena y sus dos hijos llegaban a uno de los restaurantes favoritos del Rey emérito, el Flanigan de Puerto Portals. Por fin, la Familia Real al completo cena unida en un lugar público de Mallorca. La comitiva hacia la mesa, en la terraza exterior del restaurante, la abría Doña Letizia seguida de Don Felipe, Doña Sofía, la princesa Leonor y su hermana Sofía, la Infanta Elena, Victoria Federica y Froilán y la cerraba Don Juan Carlos. Antes de sentarse, el rey emérito vio al periodista Carlos Herrera y se saludaron cariñosamente.

Hoy a las once de la mañana el rey Felipe recibe oficialmente en audiencia en el palacio real de la Almudaina, en Palma de Mallorca, a la presidenta del Gobierno balear, Francina Armengold, a la presidenta del Parlamento balear, Consuelo Huertas, al alcalde de Palma de Mallorca, José Francisco Hila y al presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat. El año pasado, quizá por ser el primero en el que ejercició de sus funciones como monarca, recibió a las autoridades en el palacio de Marivent. Fue el año del revuelo por la petición de abrir los jardines del palacio estival a la ciudadanía. Un hecho que, un año después, aún no tiene fecha oficial de apertura, aunque las fuentes consultadas por LA RAZÓN aseguran que las obras de adaptación comenzarán en otoño y antes de que acabe el año, se abrirán al público.

Esta es la agenda oficial, en la inoficial, se apunta a que por la tarde los Reyes podrían hacer el tradicional posado con sus hijas, puesto que toda la familia real se encuentra en Mallorca desde el sábado, aunque aún no se les haya visto disfrutar de los diferentes reclamos insulares, como los estupendos conciertos que tienen lugar en Puerto Adriano. Anoche, sin ir más lejos, actuaron Diego «El Cigala» y Omara Portuondo que igual que la infanta Pilar, está de celebración de cumpleaños en la isla, sólo que la cantante cubana ha cumplido cinco años más, 85. Ni que decir tiene que los conciertos al aire libre del puerto náutico diseñado por Philipe Starck son fabulosos y aptos para toda la familia. Dado lo melómanos que son los miembros de la familia real, no sorprendería que una noche se les viera por la zona.

Hoy lunes también regresa a la isla Pierre Casiraghi, que tuvo que ausentarse de los entrenamientos de las regatas, por el fallecimiento de su abuela política, la condesa Marta Marzotto. Así que su nieta, Beatrice Borromeo, esposa de Casiraghi, aún no se ha paseado por los pantalanes del Real Club Náutico de Palma de Mallorca, donde por cierto, han cambiado de sitio el busto de Don Felipe, antes estaba a la derecha, en el lugar que ocupaba el de su padre, Don Juan Carlos, y, ahora, lo han colocado a la izquierda.

Volviendo a la agenda «no oficial», la que llaman lancha «Somni» y que cualquier profano confundiría con un yate, salía ayer por la mañana desde Puerto Pi, que es en el que se encuentra el acceso de servicio al palacio de Marivent. Nada de particular si no fuera la embarcación que, liquidado el yate Fortuna, es la que la los miembros de la familia real utiliza para disfrutar del mar y en especial de la isla protegida de Cabrera, en cuyas aguas es un placer bañarse y, por regla general, muy protegidas de paparazzis y curiosos. Es en Puerto Pi, donde suele estar amarrado el barco de regatas de la Armada española, el «Aifos», donde patronea el Rey Felipe, que esta semana tendrá que trasladarse a su despacho de La Zarzuela, para seguir la ronda de consultas de Rajoy con la que esperamos llegar a formar un gobierno en firme. Además, el jueves, viernes y sábado el rey Felipe podría, por fin participar en la Copa del Rey Mapfre, antes de entregar los trofeos en la tarde del sábado.

La presencia de Don Felipe en el aeropuerto de Barajas para despedir a la expedición española rumbo a los Juegos Olímpicos de Río, hacía presagiar lo evidente, que el monarca no asistirá a la ceremonia de inauguración.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment