Alejandro Sanz: «No habrá otro concierto»

Su álbum «Más», lanzado en 1997, sigue siendo el más vendido de la historia de España (2.200.000 copias aquí y 5.000.000 en todo el mundo). Por tanto, no es una gran sorpresa que las 45.000 entradas para el próximo concierto de Alejandro Sanz se hayan agotado en cuestión de minutos. Evidentemente, la pasión del público por su música es aún tan fuerte como la suya propia. «Sigo teniendo una ilusión enorme por mi trabajo», afirmó el artista, que con el espectáculo del 24 de junio conmemorará los 20 años del lanzamiento de ese icónico álbum. Y, como no se cansó de decir ayer en el Estadio Vicente Calderón, donde tendrá lugar el concierto, «será una experiencia única e irrepetible». Para tristeza de sus fans, que soñaban con que ante el éxito se animara a dar un segundo. «No va a haber otra fecha. Sería rentable, pero no sé si justo», afirmó Sanz, que además hizo referencia a la dificultad que supone reunir a todos los artistas que le acompañarán esa noche en más de una ocasión.

Controlar la reventa

Aunque no mencionó a nadie en concreto sí presentó una nueva versión de «Y, ¿si fuera ella?» en la que cantan desde Malú y Niña Pastori hasta los colombianos Shakira y Juanes, lo cual deja abierta la posibilidad de que ellos, y muchos más de sus amigos artistas, le acompañen esa noche en el escenario. «Se van a dejar la piel», aseguró el madrileño. También contó que interpretará todos los temas de «Más» y algunos de «El alma al aire» que ya ha comenzado a ensayar. Para el espectáculo reunirá también a los músicos de su banda de 1998 con la actual: «Ha sido muy bonito porque entre ellos había varios que ya no se dedicaba a la música», comentó.

Para demostrar su intención de que tanta gente como sea posible disfrute del concierto, Sanz ofrece la posibilidad de verlo en «streaming» en vivo a través de la plataforma de Feel The Live, en la que por 4,99 euros se podrá disfrutar del espectáculo desde cualquier rincón del mundo. Es uno de los esfuerzos que afirmó que está haciendo para controlar la reventa de entradas: «Es una práctica que nos perjudica a nosotros, pero también al público, que debe pagar precios abusivos. Por eso, en vez de poder permitirse asistir a cuatro conciertos al año, solo pueden asistir a uno o dos».

Sanz habló de la música en general –«ahora se consume a demasiada velocidad, hay que hacerlo con calma»– y hasta de política. Se refirió a los ataques de Donald Trump a la Prensa –«Ya sabemos lo que sucede cuando un presidente se comporta de ese modo con los medios»– y a la crítica situación de Venezuela. Recordó que fue vetado en el país en 2004 después de afirmar que no le gustaba Hugo Chávez y aseguró que «Venezuela está en la UVI, necesita ayuda urgente». También dejó caer que después del concierto de junio volverá a su estudio de grabación: «Me estoy preparando para componer el próximo disco». Y recordó que para grabar su exitosísimo «Más» estuvo encerrado trabajando durante un año: «Mi madre me dejaba la comida en la puerta del estudio en una bandeja». Veinte años después, queda claro que el esfuerzo valió la pena.

Source: Life Style

Share Button

Author: Redacción

Share This Post On

Submit a Comment




Publicidad:construccion piscinas valencia puertas
Publicidad:asnef Psicologo pozuelo Buen dentista en Madrid cerrajero 24h madrid obras y reformas Madrid reparacion ordenadores madrid
Publicidad:PAGERANK